Seguro de Avería de Maquinaria

¿QUÉ ES UN SEGURO DE AVERÍA DE MAQUINARIA?

El seguro de avería de maquinaria o seguro de rotura de maquinaria es el que da cobertura a los daños materiales que se produzcan en maquinaria de cualquier tipo (agrícola, industrial, etc.), así como en cualquier equipo o instalación, siempre que sea de carácter accidental e imprevisible.

Un seguro de maquinaria puede adquirirse como cláusula de la póliza de diversos ramos (como el seguro multirriesgo industrial) o contratarse de forma independiente. En este último caso, el abanico de coberturas se amplía considerablemente y ofrece más garantías, por lo que su contratación es más recomendable, sobre todo en el caso de maquinas de importe elevado y que sean relevantes para el proceso productivo.

No olvides que no solo las multinacionales manejan un amplio número de maquinaria y equipo industrial. También las pymes logísticas, agrícolas, industriales, constructoras, etc., necesitan de una variedad de equipo que como  retráctiles, tractores, excavadoras, etc.

A estas máquinas se dedica una inversión muy fuerte, por lo que no disponer de cobertura para ellas supone un riesgo elevado que podría derivar en la inviabilidad económica de cualquier empresa.

¿QUÉ PUEDE ASEGURARSE EN LOS SEGUROS PARA MAQUINARIA?

Aunque los elementos a los que pueden aplicarse las coberturas de esta modalidad varían en función de la aseguradora, por norma general podrán ser aseguradas las máquinas en su totalidad o cualquier elemento parcial de ellas cuyo siniestro afecte al correcto funcionamiento de las mismas.

PRINCIPALES COBERTURAS DEL SEGURO DE ROTURA DE MAQUINARIA

Un seguro de maquinaria industrial es un seguro a todo riesgo, por  lo que estará cubierto todo lo que no se excluya en condicionado. Las principales coberturas que se derivan de averías en maquinaria o equipo por caracter accidental e imprevisible son las siguientes:

  • Todo tipo de errores en el diseño o el montaje, defectos del material en cualquier proceso de fabricación (fundición, construcción, etc.) y en el empleo de este.
  • Cualquier fallo en instrumentos de medición, seguridad, regulación y demás.
  • Avería total o parcial de la máquina por siniestros eléctricos, que incluyen cortocircuitos, subida de tensión o arcos voltaicos.
  • Accidentes surgidos del uso de la máquina, como fatiga de cualquier tipo, desgarramiento, aflojamiento, desengranaje...
  • Incendios o explosiones externas, humo, hollín o caída de rayo.
  • Incendio cuya causa se produzca por el funcionamiento de la máquina, es decir, de carácter interno, o autoexplosiones.
  • Errores de uso, malintención, negligencia o actos graves del personal autorizado al manejo de la maquinaria, siempre y cuando desconozcan la aseguración de la misma y tales actos no sean instigados por el tomador.
  • Catástrofes naturales de agua, viento, nieve y pedrisco, así como derrumbe del terreno, corrimiento de tierras, deslizamientos...
  • Robo, apropiación o expoliación.
  • Intrusión de objetos extraños que produzcan averías internas o golpes, caídas o vuelcos de la máquina.

LAS PRINCIPALES EXCLUISIONES DE LOS SEGUROS PARA MAQUINARIA Y EQUIPOS SON:

  • Daños en la máquina mientras permanezca vigente la garantía del fabricante.
  • Estropicios en la maquinaria cuya causa pueda explicarse por un defectuoso mantenimiento en cualquier elemento de la misma.
  • Actos malintencionados que no sean producidos por el personal del asegurado sino por este mismo o por los responsables técnicos de la empresa, es decir que sean efectuados con dolo o mala fe.
  • Rotura total o parcial de la máquina a causa de un empleo de esta de carácter experimental, cuya existencia será determinada por el perito técnico pertinente.
  • Eventos extraordinarios como guerras, rebeliones, actos terroristas, terremotos, huracanes, etc., que van a cuenta del Consorcio de Compensación de Seguros.

Por supuesto, recuerda que las aseguradoras ofrecen multitud de coberturas y cláusulas complementarias que puedes contratar para cubrir mayor tipo de riesgos, pero la más importante es la perdida de beneficios como consecuencia de averia de maquiniara, y que se contratara bajo las mismas condiciones que se aplican a esta cobertura en los seguros para pymes.

Como la aplicación de coberturas puede variar significativamente en su carácter básico o complementario según la aseguradora, te recomendamos nos llames para comprobar qué compañía se adecúa mejor a tus intereses particulares.

¿QUÉ NO SE ASEGURA EN LOS SEGUROS PARA MÁQUINAS Y EQUIPOS?

Las compañías aseguradoras, para evitar riesgos de carácter muy alto, excluyen de las coberturas elementos de la maquinaria cuyo uso continuo inciden en un desgaste permanente. Por tanto, todo lo destinado a rotarse, desgastarse o ajustarse no entrará en la póliza. Estamos hablando de neumáticos, ejes, matrices, correas, cables, cuerdas, herramientas, orugas y un largo etc.

También quedan excluidos, aunque su cobertura puede contratarse en cláusulas o seguros aparte, los equipos móviles y electrónicos.

¿CUÁL ES EL CAPITAL A ASEGURAR EN LA PÓLIZA?

En un seguro de maquinaria la suma del capital asegurado se basa en el valor de la reposición de la máquina, sin tenerse en cuenta la depreciación al cabo de los años. Esto incluye el precio de venta de la máquina o algún elemento parcial de esta en el momento de reposición, así como el envío, transporte, gastos aduaneros y ensamblamiento.

En caso de avería total, la aseguradora podrá indemnizar bien a valor real o de reposicion al asegurado. En caso de avería parcial, será repuesta la pieza estropeada exclusivamente. Por lo que es muy importante revisar muy bien este apartado a la hora de contrata tu seguro de avería maquinaría.

Si tienes cualquier duda en la aplicación de coberturas básicas o la contratación de complementarias, en la duplicidad de garantías con otros seguros o en la suma asegurada de la máquina, no dudes en contactarnos y te atenderemos encantados.