Seguro de Impago de Alquiler

¿QUÉ ES UN SEGURO IMPAGO DE ALQUILER?

El seguro de alquiler otorga al tomador cobertura en caso de que el inquilino de la vivienda incurra en impago, además de defensa judicial en situaciones que describiremos posteriormente.

Un seguro de impago de alquiler puede constituirse como cláusula dentro de otros tipos de seguros, como un seguro de hogar, o contratarse de manera independiente. Esta es la opción que recomedamos ya que, si bien en cualquier caso el arrendador dispondrá de todas las coberturas básicas, en este último el tomador cuenta con una cobertura más amplia, más garantías complementarias y mayor fiabilidad en situaciones que pueda ocasionarte tu relación con el inquilino.

¿QUÉ CUBRE UN SEGURO DE PROTECCIÓN DE ALQUILER?

Un seguro de protección de alquiler proporciona, por lo general, tres coberturas básicas ante situaciones de riesgo que son relativamente frecuentes para el propietario o arrendador de la vivienda:

  • El impago de alquiler: la compañía de seguros pagará al tomador, tras sentencia judicial que demuestre morosidad del inquilino, las rentas que no hayan sido abonadas por este hasta un máximo de cuotas que puede variar entre 8, 12 y 16 meses y un límite mensual que suele rondar los 3000 euros.
  • La defensa jurídica en cualquier situación que se derive del arrendamiento de la vivienda para garantizar los derechos y las legítimas reclamaciones del asegurado, si bien no se ejecuta en determinadas excepciones como la reclamación de pago a un arrendatario declarado judicialmente insolvente, o la existencia de un mínimo litigioso que ronda los 300 euros.
  • Actos de vandalismo y/o causa de desperfectos en el inmueble, en los cuales la aseguradora cubrirá los gastos económicos que se produzcan, si bien esta garantía suele ser aplicable únicamente en el momento de deshaucio del arrendatario. El límite de pago suele fijarse en 3000 euros, y un requisito fundamental para esta cobertura es que exista previamente un impago de alquiler.

Por supuesto, las compañías de seguros cuentan con coberturas complementarias que expondremos (entre otras) a continuación y que, en algún caso y en función de la aseguradora, puede incluso formar parte del abanico de coberturas básicas (para más información puedes utilizar nuestro comparador de seguros):

  • Defensa de la responsabilidad penal como arrendador.
  • Reclamación en caso de incumplimiento de contratos de servicios de reparación o mantenimiento del inmueble.
  • Asistencia jurídica telefónica para mayor conocimiento de derechos y modos de proceder del asegurado frente a reclamaciones o denuncias que pudieran surgir.
  • Sustitución de cerraduras, en caso de impago de alquiler.
  • Limpieza de la vivienda por finalización del contrato de arrendamiento. Bajo esta cobertura la compañía suele enviar un profesional para la limpieza por una serie de horas.
  • Pago de suministros, en caso de que el inquilino no se haya hecho cargo de la luz, agua, gas, etc... la compañía abonara dichos gastos.

REQUISITOS DEL SEGURO DE IMPAGO DE ALQUILERES

Debido a una morosidad de alquiler del 8,5% en España, es lógico que las aseguradoras exijan ciertos requisitos para acceder a otorgar la concesión del seguro de protección de alquiler:

  • Uno de ellos, que da un nivel de confiaza y tranquilidad muy alto tanto para el arrendador como para la propia compañía, es el de un estudio previo de solvencia del inquilino, para dictaminar de esta forma si hay un riesgo notorio de que este pueda caer en la morosidad del alquiler.

Eso sí, para adecuarse a la Ley de Protección de Datos, el posible arrendatario habrá de autorizar la realización de este estudio, de modo que, en parte, esta exigencia sirve como un filtro previo de candidatos, ya que los posibles inquilinos insolventes rehusarán a dar dicha autorización.

El estudio de solvencia ofrece también ciertas ventajas al inquilino, ya que de esta manera se evita las exigencias de avales bancarios o personales que supongan para el/los implicado/s depositar una elevada cantidad de dinero en el banco.

  • Otro requisito fundamental es que el futuro arrendador no esté registrado en ninguna base de datos de morosidad: la existencia de antecedentes supondría un riesgo demasiado elevado para las compañías de seguros.
  • Además, la renta anual del alquiler no ha de sobrepasar, en ningún caso, el 45% de los ingresos anuales acreditados por el inquilino mediante documentación.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA QUE DEBE APORTAR EL INQUILINO PARA EL ESTUDIO DE SOLVENCIA FINANCIERA

La acreditación se tiene que presentar de distinta forma según las siguientes circunstancias, aunque todas ellas necesitan de la presentación del Documento Nacional de Identidad:

  • Si el inquilino es autónomo, se le exigirá la última declaración de la renta, así como los tres últimos Cupones y los dos últimos  de IVA o IRPF.
  • Si tiene contrato público o privado, deberá presentar las dos últimas nóminas, en la que además será visible la antigüedad en el puesto de trabajo. Esto es importante ya que la condición para superar el estudio de solvencia es disponer de una antigüedad en el trabajo igual o mayor a un año, o bien tener un contrato indefinido superado ya el plazo de prueba.
  • Por último, si el arrendatario cobra una pensión de jubilación debe presentar los papeles de la S.S. que confirme que es pensionista y la cuantía mensual de la pensión.

¿QUIÉN PAGA EL SEGURO DE IMPAGO DE ALQUILER?

Como el seguro de protección de alquiler actúa en casos de insolvencia o morosidad del inquilino, no tendría sentido que fuera este el que tuviera que correr con los gastos del seguro, ya que la insolvencia en el pago del alquiler supondría igualmente la insolvencia en el pago de la póliza.

Por esto mismo es el propietario o arrendador el que ha de contratar el seguro y ser tomador y beneficiario del mismo, ya que las ventajas de las coberturas las disfruta él, y le corresponde también efectuar el abono mensual de la póliza.

MEJOR SEGURO DE IMPAGO DE ALQUILER

El mejor seguro de impago de alquiler, independientemente de la compañía, es el que te ofrezca las mejores coberturas y garantías, en cualidad y en cantidad, ya que eres tú el que tiene que discernir qué coberturas opcionales se adecúan mejor a tu vivienda y  a tu contrato de arrendamiento.

No obstante, hay varios líderes en el mercado español que ofrecen una mayor cobertura de garantías en la póliza básica y cuya especialización en los seguros se orienta, precisamente, a la defensa jurídica y el impago de alquiler. Alguna de estas compañías son ARAG y DAS, aunque hay más.

Para consultar todas las ofertas de las compañías y ver qué coberturas ofrece cada una, así como obtener el precio ideal para tu seguro de protección de alquiler, te recomendamos que uses nuestro comparador para elegir la mejor opción. Si tienes cualquier duda, escríbenos y te responderá nuestro mejor equipo de profesionales especializados en los seguros de impagos de alquileres.