Seguro de Baja Laboral para Trabajadores por Cuenta Ajena

Los trabajadores por cuenta ajena asalariados también pueden suscribirse a un seguro de baja laboral y, de hecho, es la opción más recomendable, ya que otorga un subsidio diario durante el periodo de baja que puede añadirse a la prestación de la Seguridad Social o la Mutua que la empresa tenga contratada.

Ten en cuenta que esta última prestación tiene abundantes limitaciones. Si la baja proviene de una contingencia común cualquier enfermedad común o accidente no laboral- no se abonará ningún tipo de compensación durante los 3 primeros días de baja. Del día cuarto hasta el día veinte -ambos incluidos se abonará un 60% de la base reguladora de cotización de la nómina mensual anterior del asegurado y, a partir del día 21, un 75%. Si la baja se deriva de una enfermedad profesional o accidente laboral, se cobra un 75% de la base reguladora desde el día 1. Estas normas generales pueden variar en función del convenio o mutua a la que se acoja la empresa del asegurado.

Por tanto, los ingresos percibidos se reducirán significativamente en comparación con la nómina habitual. Además, para tener derecho a la prestación social primero hay que estar afiliado y dado en alta en la Seguridad Social y tener 180 días cotizados en los cinco años anteriores para casos de enfermedad común.

Mientras tanto, las obligaciones durante la incapacidad temporal consisten en presentar la baja médica en 3 días después de su confirmación, someterse al tratamiento específico y, por su puesto, no abusar de la condición trabajando en otra actividad o realizando alguna prohibida o desaconsejada por el médico de cabecera.

Como puedes ver, son muchas las dificultades que acarrea la prestación social, y la cuantía de esta prestación es muy limitada. Por eso es tan aconsejable adquirir un seguro de vida: sus trámites son sencillos, sus garantías mayores y su retribución más elevada.

COBERTURAS DEL SEGURO DE BAJA LABORAL PARA TRABAJADORES POR CUENTA AJENA

La cobertura básica en un seguro de incapacidad laboral para un trabajador por cuenta ajena es la misma que en cualquier seguro de baja laboral, del que puedes obtener más información en este artículo.

Así, aparte de la baja por incapacidad laboral derivada de contingencias comunes o profesionales, con un seguro ILT obtendrás coberturas complementarias como subsidio por hospitalización, defunción del asegurado o ayuda en los impuestos de sucesiones y donaciones.

TIPOS DE SEGUROS DE BAJA LABORAL

Un seguro de baja laboral puede ser de dos tipos: baremado o no baremado.

El seguro de baja laboral con baremo asigna unos días fijos de baja en función de la enfermedad o la incapacidad sufrida y proporciona un subsidio diario en función de estos días, que es menor que en el no baremado y no ofrece cobertura en caso de que la baja se extienda más de lo previsto. Eso sí, su activación es más rápida y el subsidio se entrega una vez presentado el parte de baja.

El seguro de baja laboral no baremado proporciona una prestación diaria todos los días en los que se esté de baja, que es abonada una vez se da el alta médica, aunque lo habitual es que las compañías abonen la parte proporcional a mes vencido. Es el más recomendable ya que es más completo, da más garantías y sensación de más seguridad, aunque su prima es mayor.

Para saber más sobre los tipos de seguros puedes consultar nuestro artículo principal.

PRECIO DEL SEGURO DE BAJA LABORAL

Como puedes imaginar, el precio de un seguro de incapacidad laboral depende de varios factores; entre ellos, la compañía aseguradora, el abanico de garantías cubiertas, el tipo de seguro contratado, la cuantía del subsidio diario, etc. Lo mejor es que utilices una herramienta como el comparador de seguros de PG para rastrear todas las ofertas del mercado y encontrar tu opción ideal al mejor precio.